domingo, 16 de octubre de 2016

Se rompen los núcleos
Y el silencio es el averno
Se quebraron las inestabilidades
Ambiguos se abalanzan sobre tu cuerpo
Las llamas te trazan la tez
Te tocan los huesos
Virilidad griega
Se disipa el control
El sacrificio venerado
Tu glorificación es digna
Exige un reino
Donde el sigilo es castigo
Y la palpitación recompensa

No hay comentarios: