martes, 16 de agosto de 2011

Mi cuerpo, no, eso ya no existía.
Ni el tiempo sentí que pasara.

No hay comentarios: